viernes, enero 04, 2019

NACE LA NUEVA WEB DE LAS CMT




Con mucha alegría por la celebración de estas fiestas de Navidad, inauguramos nuestra nueva página web, que busca ser un espacio de encuentro y de evangelización.
Poco a poco iremos enriqueciéndola más, hoy es el comienzo de este desafío que nos planteamos como Equipo General de Comunicación y Evangelización digital a petición del Gobierno General de la Congregación.
Con las siguientes palabras de nuestra hermana General, María José Gay Miguel, damos por inaugurado este nuevo sitio web que, esperamos, nos ayude a entablar y mantener lazos de fraternidad y comunión.
“Abrir una puerta tiene el mismo significado en casi todas las culturas. Es signo de entrada, de cercanía, de hospitalidad, fraternidad, acogida.
Dos son los significados que quiero enfatizar: ENTRADA y ACOGIDA.
Pasad, os invito a ENTRAR. El paso por esta puerta es simbólico y a la vez real.
Entrar en nuestra página, es un poco nuestra casa. Aquí vais a encontrar algo de nosotras, de nuestra familia palautiana, de nuestro fundador, el beato Francisco Palau, del carisma eclesial que nos define y de la espiritualidad que vivimos.
Adentraros en este portal del Carmelo Misionero Teresiano, os ayudará además a saber qué hacemos, por qué lo hacemos y con quienes hacemos posible que esta humanidad sea reflejo del amor encarnado del Padre, un amor hecho hombre en Jesús de Nazaret. Y ¿por qué no…? Ojalá el introduciros en lo que esta página contiene, haga que alguna de las personas que se acerque, sienta la voz de Dios que le invita a adherirse a este proyecto de comunión que nos define como familia de Carmelitas Misioneras Teresianas.
Abrir las puertas es signo de ACOGIDA.Estamos en plenas fiestas de Navidad. Aprovecho este momento entrañable para invitaros a acoger con corazón abierto a este Dios que no se deja ganar en generosidad, un Dios que sólo por amor, y amor con mayúsculas, se ha hecho hombre, pequeño, necesitado.
Dejemos de lado por un momento, todo lo accesorio que envuelve la Navidad y vayamos a lo esencial: a Dios le importamos y mucho y este es el gran motivo que tenemos para decir ¡Feliz Navidad!
A todos los que abráis las puertas de esta página, os deseo de corazón una muy feliz Navidad  en familia, con los amigos, en comunidad, con los de cerca y con los de lejos. Que el nuevo año, que enseguida comenzamos, esté repleto de presencia cálida de Dios y de toda bendición”
María José Gay Miguel
Animadora General Carmelitas Misioneras Teresianas