miércoles, noviembre 07, 2018

FRANCISCO PALAU QUER, ocd







Nuestra Hna. Mª José Gay Miguel,

Animadora General 

felicita a toda la Congregación en la fiesta de nuestro Fundador

_________________________________________________________

 Mensaje: experiencia y doctrina: 

              Cada 7 de noviembre, Francisco  Palau abre nuevos horizontes a nuestra vida un poco adormecida. 
Nos vuelve a trasmitir su fe profunda de buscador incansable, nos da fuerza para sacudir nuestras inseguridades, nos ayuda a cambiar, a afrontar riesgos, a caminar tras el proyecto que nos dejó y que soñó para nosotras, sus hijas. Un proyecto que no es otro que el amor y la pasión por su Iglesia: Dios y los prójimos, pueblo de Dios en camino, casa abierta a toda la  humanidad, familia de los hijos de Dios, techo común donde todos tienen acogida, hogar adonde todos los hombres se sienten hermanos. Iglesia, Esposa amada  a la que  sirvió en el pobre, endemoniado o necesitado. Esta Iglesia de la que Cristo es Cabeza y guía.  

Escuchemos su mensaje de luchador y profeta, enamorado de Dios en el ser para los demás, comprometido con la sociedad de su tiempo. 

    Una vez más 
sus hijas,
volvemos a  mirar a Francisco Palau
con "los ojos de la vida" 
o lo que es mejor: 
volvemos a mirar la vida
 "con los ojos de Francisco Palau"

_________________________________________________________


TERESA MIRA
Tras las huellas del Padre

Aunque la Venerable Teresa Mira, cmt,  no conoció personalmente al P. Palau, su afinidad y sintonía con el carisma palautiano lo recibió de buena fuente. En Novelda, cuando la joven Teresa frecuentaba la comunidad y pasaba las tardes de los domingos en el colegio de las hermanas carmelitas misioneras teresianas, tuvo contacto con una de aquellas hermanas, María de Sta Teresa (Gateu Galucho), a la sazón superiora de la comunidad.

 La Hna María de Sta. Teresa, fue una de  aquellas jóvenes afortunadas que recibieron su formación casi de la mano del fundador, que lo admiraron  como hombre de fe y amor apasionado a la Iglesia,  que supo de su fidelidad a las necesidades más apremiantes de los hombres de su época. Perteneció al grupo de hermanas que  pudo admirar de  cerca   a su fundador, sin duda, ella también quedó contagiada de su celo y amor a la que él llamaba ‘su cosa amada’. Lo vio empeñado en su obra de fundador para dotar a la Iglesia de almas misioneras y contemplativas, hombres y mujeres que, con su oración y servicio, pero sobre todo con su amor apasionado a la humanidad fueran pioneros amantes, entregados, dispuestos a servirla y amarla.

miércoles, septiembre 26, 2018

NOS HA NACIDO UNA NIÑA

Fue en Algueña y se llamaba Teresa.
Sus padres, José Querendón Mira y Teresa García Abab.

Era un 26 de septiembre de 1895

Teresa iba creciendo en su ambiente familiar sencillo y humilde. Era una niña buena, amable, cariñosa, caritativa con todos.

Ya desde muy pequeña se dibujaba en sus labios una sonrisa, la sonrisa que cautivó e hizo tantas veces felices a los demás.

Ayudaba a su madre en las faenas del hogar. Y cuidaba con mucho cariño de sus hermanos más pequeños.

Contaba solo nueve años de edad cuando se dio cuenta de que las cosas en casa no andaban económicamente bien. Lo comentaba con su hermano mayor, Pepe, al que quería mucho. Y decidieron ponerse a trabajar  para ayudar a sus padres. Pepe consiguió un trabajo en el campo, y ella se colocó de niñera en casa de una buena familia.

Doña María, que así se llamaba la señora, la acogió como a una hija más.

Fue en casa de Dña. María Cerdá, mujer devota y rezadora, donde Teresa se fue enterando de las cosas de Dios, de ese Dios al que ella hará entrega de su vida como don al servicio de todos.


Gracias, Señor por el don de la vida de
     TERESA MIRA GARCIA, cmt




martes, febrero 27, 2018

26 de febrero'18





Saludo de Hna. Mª José Gay Miguel, sup. gral.,  el 26 de febrero'18 recordando la fecha en que la Venerable Teresa Mira Garcia, cmt,  se fue a gozar de la presencia eterna de  la Trinidad.

viernes, febrero 23, 2018

RELATOS


El 26 de febrero recordamos y celebramos la fecha en que nuestra Venerable Hna. Teresa Mira se fue a gozar de la presencia del Padre en la Casa del cielo.
Año tras año, el encuentro con Teresa Mira García, nos regala un puñado de esperanza; será porque, a Teresa Mira García se la encuentra siempre entre las coordenadas de la bondad, la alegría, el bien, el amor, la serenidad, la benevolencia, la amistad, la generosidad… valores simplemente humanos, fácilmente reconocidos por la mayoría, pero, ciertamente, un poco escasos en nuestro mundo actual. Teresa Mira los aprendió desde niña. Fue el suyo, un camino corto, pero intenso,  vivido con pasión, agarrada al corazón de Dios y de los hombres y mujeres de su tiempo en clave palautiana. Aquellas experiencias dejaron huella en su alma; siempre con le fe y la esperanza en alto, apoyada en Aquel que la llamó a estar con Él (Mc 3,13)



          Algunos de los relatos de su muerte, que nos han dejado los que la conocieron suscitan en mí una fascinación especial, me detendré hoy, en el de su amiga Ela:

 “Yo conocí a Teresa Mira”: 
Así comienza la entrevista que su amiga Ela Bello, tuvo con el periodista, P. Eduardo Gil de Muro.[i]

Poco a  poco fui intimando con Teresa. Pronto me dí cuenta de la calidad de alma que había en aquella mujer…Sí, nos hicimos amigas verdaderas. Me sorprendió la sinceridad con que ella me hablaba de sus cosas siendo, como era, bastante mayor que yo. Y monja. Pero sin que ello supusiera ninguna distancia. Yo la escuchaba casi conmovida. Con ella se podía hablar de todo: de Dios, de nuestra vida interior, de las cosas de nuestra casa, de lo que estaba sucediendo en el pueblo. A Teresa le vibraba el alma. Nunca sospeché que pudiera haber en este mundo alguien tan sensible. Ella era así: incapaz de ver pasar ante sus ojos una necesidad, una urgencia. Creía tener en sus manos la solución de todo(...)

miércoles, diciembre 27, 2017

NAVIDAD CON TERESA MIRA,cmt


Su mensaje en esta NAVIDAD:

  • Donde el odio hace crecer el rencor, ama para que sea posible el perdón.
  • Donde la mentira confunde y engaña,vive la verdad que ilumina y libera.
  • Donde la injusticia genera la violencia que destruye, construye los caminos de la paz.
  • Donde las desigualdades crean distancias acórtalas, creando vínculos fraternos. 
  • Donde las divisiones levantan muros que separan, destrúyelos y edifica puentes para el reencuentro.
  • Donde la tristeza hace derramar lágrimas,  comparte el vino de la alegría.
  • Donde la soberbia  se hace poder que domina, anímate a vivir la humildad del servidor.
  • Donde la corrupción se hace norma de vida, persevera en tu testimonio de rectitud.
  • Donde el egoísmo posesivo ata cadenas, rómpelas con tu amor hecho entrega.
  • Donde la imcomprensión juzga y condena, ofrece tu comprensión esperanzada.
  • Donde el desaliento mata el deseo de vivir, siembra la esperanza en el futuro.
  • Donde la esclavitud aliena a tus hermanos, grita el derecho de todos a ser libres.